¿Puede mi bebé dormir con aire acondicionado?

En verano, el aire acondicionado es una alternativa muchas veces necesaria para soportar las elevadas temperaturas, ya sea en hogares, establecimientos comerciales u otros espacios. ¿Pero es bueno el uso del aire acondicionado en presencia de bebés y niños pequeños? La respuesta es afirmativa, pero bajo una serie de condiciones que no perjudiquen la salud de los más pequeños. En las siguientes líneas, ampliaremos la información sobre este tema, poniendo especial énfasis en el uso correcto del aire acondicionado durante las noches de verano.

Los expertos afirman que con presencia de bebés lo recomendable es poner el aire acondicionado a una temperatura no excesivamente baja: en torno a 25 grados centígrados. Además, hay que procurar controlar la humedad ambiental y seguir una serie de pautas, como evitar los cambios bruscos de temperatura o que la corriente de aire se dirija directamente al pequeño.


Precauciones respecto al uso del aire acondicionado con bebés

Ante la presencia de niños muy pequeños, es preciso controlar la humedad y la temperatura de la habitación donde se encuentre en funcionamiento el aire acondicionado.

El aire acondicionado es un excelente aliado para poder sobrellevar las temperaturas extremas de los días y noches de verano. De hecho, en muchos casos, resulta indispensable para realizar las tareas del hogar o para conciliar el sueño durante las noches calurosas. En este sentido, ¿qué hacer para que nuestro bebé no se vea afectado por el aire acondicionado?

En primer lugar, hemos de señalar que un bebé puede permanecer perfectamente en una estancia donde haya este tipo deaire. De hecho, estará mucho más cómodo, disfrutando de ese modo de un ambiente fresco y agradable y evitando los temidos golpes de calor. Tan solo hay que controlar que la temperatura y la humedad sean las idóneas, puesto que un ambiente demasiado frío y seco puede afectar las vías respiratorias del bebé.

Por tanto, una temperatura que ronde los 25 grados resultará idónea para que el calor no incida negativamente en los adultos y para que no haya ningún riesgo de enfriamiento en los niños pequeños.

Al igual que los ambientes demasiado secos, también hay que evitar el exceso de humedad, puesto que favorece el crecimiento de ácaros y hongos, aumentando así el riesgo de padecer enfermedades causadas por estos.

Los equipos de Mitsubishi Electric permiten llevar un control exhaustivo de la temperatura y la humedad durante las 24 horas del día, por lo que son una alternativa ideal para lograr la climatización idónea en espacios con presencia de bebés. Recordemos que la humedad en un hogar debe oscilar entre un 30 y un 50 %. Además, debemos procurar ventilar con regularidad todas las estancias.

Asimismo, es preferible disponer de climatización en toda la casa y no solo en determinada habitaciones. De ese modo, evitaremos los cambios demasiado bruscos de temperatura, lo que puede repercutir negativamente en los más pequeños. Estos cambios pueden debilitar el sistema inmunológico de los menores, lo que aumenta el riesgo de que contraigan enfermedades.

Pautas a seguir para que el aire acondicionado no afecte a los más pequeños

Además de contar con un equipo de aire acondicionado de calidad, hay otros aspectos que se deben tener en cuenta para su uso correcto en presencia de bebés.

  • Evitar en todo momento que el flujo de aire alcance de manera directa al bebé (tampoco es recomendable en los adultos). De este modo, evitaremos enfriamientos que pueden provocar desde estornudos y tos hasta bronquitis, faringitis o neumonía.
  • Sortear los cambios bruscos de temperatura. Por ejemplo, si vamos a salir con el bebé al exterior, una buena medida es subir la temperatura del aire acondicionado, o bien, apagarlo un buen rato antes, de forma que el cambio de temperatura sea paulatino.
  • Una buena manera de ahorrar energía y de evitar que un bebé se enfríe en exceso es apagar el aire acondicionado a una determinada hora de la noche. Y es que la temperatura corporal del bebé desciende mientras duerme, así como la temperatura del exterior, por lo que podemos usar el temporizador del aparato para que este se apague a la hora que seleccionemos.
  • También es recomendable llevar algunas prendas de abrigo para el bebé cuando viaje con nosotros en el transporte público o cuando nos acompañe a cualquier establecimiento público. Recordemos que en verano estos espacios suelen estar a una temperatura demasiado baja para ellos.
  • La Asociación Española de Pediatría incide en la importancia de una correcta limpieza de los equipos de aire acondicionado. El adecuado mantenimiento e higiene de los mismos, con cambios regulares de los filtros, resulta fundamental para garantizar un ambiente saludable en presencia de bebés y niños pequeños.

El aire acondicionado para los hogares es enormemente beneficioso en cualquier época del año si es utilizado de manera coherente. Conseguir una climatización adecuada en cada estancia del hogar mejora en gran medida la calidad de vida de pequeños y adultos, sobre todo, con el uso de aparatos de última generación, que se pueden programar fácilmente para obtener un ambiente de lo más agradable.

Experto en instalación y reparación de equipos de aire acondicionado de Mitsubishi Electric. Frigorista con 20 años de experiencia. Carnet manipulador gases fluorados todas las cargas. Carnet instalador, mantenedor RITE Clima/Ventilación. Carnet instalador ACS. Pregúntale lo que quieras en los comentarios.


2 comentarios - Añadir Comentario

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.