Ola de calor: cómo ahorrar energía con el aire acondicionado

¿Lo sientes? Sí, claro que sí. Solo tienes que salir a la calle y dejar que tus sentidos se pongan alerta. Lo ves. Los días se hacen cada vez más y más largos. Ya hace un poco más de calor, puedes tomarte algo en una terraza sin necesidad de chaqueta. La luz tiene otra forma, otro color, es más luminosa, distinta. Y tus pensamientos se van, poco a poco, sin que tú te des cuenta, a las vacaciones. Al mar, a la playa, a esas escapadas a la montaña de días y días donde disfrutarás de tiempo libre, aire puro de calidad, felicidad. Sí, sí que lo sientes, está llegando el verano. ¿Tu estación preferida?

Claro que con el verano llega también el calor. Y el calor, que puede resultar tan agradable cuando estamos de vacaciones, cuando paseamos por la calle o cuando, en definitiva, no pasa de unos determinados grados, resulta algo incómodo en otras situaciones, ¿verdad? Estar en casa intentando pasar el día y que nuestro hogar se convierta en un horno es una de las pesadillas que siempre nos acuden a la mente, ¿no? O, peor aun, tener que terminar esos últimos flecos de nuestro trabajo antes de marcharnos de vacaciones, esos maratones de horas intentando cuadrar informes, haciendo milagros de última hora mientras nuestro sudor nos deja pegados a la silla de nuestro despacho. En esas ocasiones no apreciamos tanto al calor…pero un buen aire acondicionado se convierte en nuestro mejor amigo.


Sí, cuando nos estamos muriendo de calor y bajamos un poco la temperatura, cuando sentimos el frescor proveniente de un buen aire acondicionado…entonces seríamos capaces de abrazar esa máquina. O, al menos, le estamos muy agradecidos, vaya. Porque el aire acondicionado, una climatización de calidad, nos salva de desagradables jornadas cuando el calor aprieta.

Pero todo tiene un precio, claro. Un precio que, en estos casos, resulta ser tanto literal, de dinero, como medioambiental. Y es que los aires acondicionados gastan mucha electricidad, eso es un hecho incontestable. Y ese gasto superfluo (o no) lo vamos a notar en nuestro bolsillo cuando nos llegue la factura eléctrica, sí, pero también es un elemento contaminante de primer orden. Uno que, además, podemos combatir poco a poco, poniendo de nuestra parte, realizando algunas labores de ahorro con nuestro aire acondicionado para consumir menos. Y ya verás, lo notaremos a final de mes y además tendremos la satisfacción de estar contribuyendo a cuidar el medio ambiente. Así que todos contentos.

Ahorrando con nuestro aire acondicionado

Existen multitud de trucos para ahorrar un poco en el consumo de aire acondicionado, pero de forma general podemos citar uno principal: usarlo con moderación. Es decir, el verano no es una estación en la que debas pasar frío, así que a lo mejor no es necesario que tu aire salga tan frío. De igual forma quizá no necesites encenderlo todos los días o puede que vivas en algún sitio donde, realmente, tan solo lo necesites, objetivamente hablando, unas pocas veces al año. De esta forma lo primero que podemos recomendarte es que adquieras un equipo de aire acondicionado acorde con tu residencia: el tamaño, la potencia o las prestaciones serán elementos en los que podrás ahorrar un buen dinero y quizá no necesites la máquina más avanzada y aparatosa de todas.

En este sentido, marcas como Mitsubishi Electric tienen modelos muy variados, de tal forma que siempre podrás encontrar el ideal para tus necesidades más básicas. Asimismo, un modelo con termostato y lectura numérica quizá sea la mejor opción, ya que pequeñas variaciones de temperatura de un grado pueden suponer un incremento en el consumo de casi un diez por ciento, por lo que lo ideal sería tenerlo todo perfectamente tasado. Aquí, exactitud suele ser sinónimo de ahorro.

Busca la ubicación ideal

Ahora pensemos en dónde vamos a colocar el aire acondicionado. Nos referimos al aparato. Puede parecer algo totalmente pueril, pero tiene una gran importancia a la larga y, de nuevo, podrás ahorrarte un buen dinero en el caso de realizar bien tu selección dentro del hogar:

  •  Así, por ejemplo, es importante colocar el termostato lejos de cualquier fuente de calor (como pudiera ser la cocina) y el propio aparato dispuesto de una forma que reciba el menor sol posible. De lo contrario, los registros de temperatura de ambos elementos podrían estar “falseados” con respecto al resto de la casa, haciendo que la energía que destinasen a enfriar fuera más de la necesaria. Además, la zona donde lo sitúes ha de tener una buena circulación del aire para que el aparato consiga su efecto de forma adecuada. Como ves, un factor fundamental.

Algunos factores que influyen

A la hora de cilmatizar nuestro hogar, hay un par de factores con los que tenemos que jugar:

  •  La temperatura. Seguramente, con una temperatura interior de 22 o 23 grados sea suficiente, recuerda que estamos en verano. Por eso, intentar alcanzar menos de esa temperatura encarecerá sobremanera el coste energético por el esfuerzo extra que va a necesitar el aparato de aire acondicionado para lograr su objetivo.
  • La humedad es también importante, porque si tenemos un elevado grado dentro de casa, la sensación de “calor y ahogo” va a ser muy superior para una misma temperatura, de tal forma que entraremos en el círculo vicioso de intentar reducirla. Entre un 40 y un 60 % de humedad sería ideal para lograr nuestro objetivo. También es buena idea ayudarse con otros elementos tales como toldos, sombrillas o corrientes para no entregar al aire acondicionado “toda la carga” de intentar lograr un ambiente agradable.

Por último, mantener el aire acondicionado siempre en buenas condiciones técnicas y de mantenimiento es fundamental para que su funcionamiento sea adecuado. Piensa que cualquier fallo en este elemento hará que la energía que necesite para obtener el mismo rendimiento sea mayor y ello redundará en una pérdida energética, y económica, muy grande. Apaga el aire acondicionado unos minutos antes de salir de casa (en ese tiempo no se calentará la vivienda) y nunca lo dejes encendido cuando no estés. Con estos sencillos consejos podrás ver un descenso en tu factura de la luz…y el medio ambiente te lo agradecerá.

Experto en diseño, instalación y reparación de equipos de aire acondicionado Mitsubishi Electric. Carnet instalador, mantenedor RITE Clima/Ventilación y Carnet instalador ACS. Amplio conocimiento de todas las gamas de climatización de Mitsubishi Electric. Contacta con él en: info@lowcostclima.es


Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.