Aire acondicionado portátil barato: por qué no debes comprarlo

Los equipos de aire portátil se están abriendo paso en el mercado, por algunas de las supuestas ventajas respecto a los aires acondicionados clásicos. ¿Es eso cierto? ¿Realmente, vale la pena gastarse el dinero en un aparato que dice ofrecer comodidad? ¿Son más prácticos que el aire acondicionado de toda la vida?

En esta entrada te vamos a mostrar por qué los aires portátiles no son nada rentables y, a medio plazo, resultan bastante más caros que adquirir uno tipo split mural de Mitsubishi Electric.

Movilidad

  • El modelo más económico es el “todo en uno”, un equipo que integra compresor y ventilador. Lleva adosado un tubo en la parte trasera que realiza la función de expulsar el aire.
  • La eficacia del aire portátil depende de que el tubo para renovar el aire quede, herméticamente, adaptado a la ventana.
  • Esa pequeña instalación no siempre es tan sencilla y pone en cuestión la movilidad del equipo. Cada vez que se cambie de cuarto, se ha de repetir esa adaptación en cada ventana. Además de arrastrar un equipo aparatoso y grande. La comodidad se queda en nada, pues no es tan práctico.

El ahorro en la compra se va con las facturas de la luz

La nula eficiencia energética es la gran desventaja de este tipo de aparatos. Como carecen de tecnología punta que regule la potencia del compresor, la factura de la luz se disparará a final de mes.

Un aparato de estos consume sobre unos 1.000 kW/h o 2.000 kW/h. Un consumo desorbitado.

El aire acondicionado clásico (por ejemplo, la serie MSZ-WN de Mitsubishi Electric) lleva montado el DC Inverter, un sistema que reduce la velocidad del compresor en función de las necesidades de climatización de tu vivienda. De esta forma, el consumo es menor. Eso sí, sin perder prestaciones.

Quiero descansar, pero el climatizador portátil no me deja

¿Sabías que los equipos de aire portátil alcanzan un nivel sonoro de 55 dB? Es como tener la lavadora funcionando al lado mientras duermes.

Nada que ver con los equipos de aire acondicionado clásicos. Los 19 dB que alcanza la mayoría de los equipos de aire de Mitsubishi Electric hacen imperceptible el funcionamiento de la unidad interior.

Filtros de baja calidad

Los filtros de los aires portátiles son baratos y simples. Atrapan el polvo con dificultades. Los síntomas de tu alergia no mejorarán con los aires portátiles.

Como hemos visto, los aparatos portátiles, lejos de suponer un gran ahorro y comodidad, frente a los aires acondicionados fijos, acumulan muchas desventajas; y, a medio plazo, se convierten en una carga económica, por su nula eficiencia energética.

Lo práctico de estos aparatos queda en entredicho por los tubos que necesitan acoplarse a las ventanas de forma hermética. Ni su ruidoso funcionamiento los hace aptos para descansar en un ambiente fresco.

En definitiva, claves válidas para comparar.

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.