El aire acondicionado en el trabajo

El aire acondicionado nos hace la vida más fácil, pero, ahora bien, como todo en la vida, tiene defensores y detractores. Nosotros, que consideramos que los beneficios que reporta son importantísimos, trabajamos en exclusiva con Mitsubishi Electric por la extraordinaria calidad de sus equipos y somos unos firmes defensores de los sistemas de climatización; queremos detallarte hoy y aquí por qué consideramos que en cualquier lugar de trabajo el aire acondicionado es una instalación imprescindible.

Ahí va:


¿Por qué hay que decir sí al aire acondicionado en oficinas, talleres, despachos, fábricas y comercios?

Mejora el confort de tus empleados

Si en el lugar de trabajo el frío es intenso o el calor es excesivo, el nivel de confort del empleado mengua y eso afecta a su rendimiento laboral. Un empleado que trabaja en un lugar poco confortable produce menos y eso se nota después en la cuenta de resultados.

Disminuye la presencia de insectos y parásitos

Un buen sistema de aire acondicionado hace que se reduzca la presencia de parásitos e insectos en el ambiente. A estos animales no les agradan las temperaturas bajas y, por eso, si queremos que una oficina, taller o despacho esté libre de mosquitos y similares en verano, optar por instalar un buen sistema de aire acondicionado es un acierto.

Reduce las necesidades de hidratación

En un ambiente muy caluroso, la sudoración de las personas es mayor y, por tanto, su necesidad de hidratación se incrementa. Al tener que hidratarse, el consumo de agua –y lo normal es que este consumo lo sufrague la empresa- crecerá y tus empleados interrumpirán de manera más asidua el desempeño de sus tareas. El aire acondicionado, por tanto, mejora la eficiencia de tu plantilla.

Menos alergias

Un sistema de aire acondicionado incorpora filtros y eso, si en tu plantilla hay personas alérgicas al polen, es especialmente interesante cuando llega la primavera. Con aire acondicionado, habrá menos reacciones alérgicas. De hecho, si la temperatura se mantiene dentro de los parámetros que aconsejan las autoridades competentes en la materia, mejoraremos la calidad del aire en la oficina, comercio, fábrica o taller y los problemas respiratorios de los trabajadores se reducirán. La temperatura que se aconseja para el aire acondicionado en verano es de 24 grados centígrados.

Las ventajas que ofrece un buen sistema de aire acondicionado son múltiples, pero todas se resumen en una que tiene que ver con algo fundamental para cualquier empresa: la cuenta de resultados. Un sistema de aire acondicionado garantiza que la plantilla trabajará mejor, hará menos pausas, disfrutará de un mayor confort y tendrá un mejor estado de ánimo. Y todo eso sumado, hará que tus empleados rindan más y produzcan mejor. El aire acondicionado no es un gasto: es una inversión.

Experto en instalación y reparación de equipos de aire acondicionado de Mitsubishi Electric. Frigorista con 20 años de experiencia. Carnet manipulador gases fluorados todas las cargas. Carnet instalador, mantenedor RITE Clima/Ventilación. Carnet instalador ACS. Pregúntale lo que quieras en los comentarios.


Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.