Recomendaciones para dormir con aire acondicionado

Aclimatar nuestro cuarto con aire acondicionado nos puede ayudar a dormir, pero mal usado puede tener consecuencias negativas

En verano es muy común tener problemas para conciliar el sueño si la temperatura es muy elevada en casa, y eso puede causar muchos problemas, puesto que el descanso es una parte esencial de nuestro bienestar. Para no acusar al día siguiente cansancio o malestar es muy útil utilizar el aire acondicionado para aclimatar el dormitorio.


No obstante, al conectar y establecer la temperatura que deseemos hay que saber que las condiciones de climatización que debemos cumplir durante el sueño son muy diferentes a las del resto del día. Si no se tiene esto en cuenta, podemos sufrir resfriados, dolores de garganta u otros síntomas negativos para nuestra salud.

A continuación os explicamos los motivos esenciales por los que pueden aparecer estos perjuicios y unas recomendaciones para el buen uso del aire por la noche.

Nuestra temperatura baja durmiendo

Cuando estamos dormidos tenemos un calor corporal considerablemente más reducido respecto a las horas que pasamos despiertos, por lo que es importantísimo no dejar el aire encendido con el termostato en pocos grados, porque nos puede costar un resfriado muy grave.

Por tanto se recomienda dejarlo en torno a los 25 grados para asegurarnos de tener acondicionada la habitación sin demasiado riesgo. También es muy recomendable utilizar el modo “ventilador” que es el que menos salida de aire tiene, así como emplear (si el aparato lo dispone) un modo “sueño”, “noche” o similar que ya programe a la máquina específicamente para esta situación.

El clima cambia mientras estamos dormidos

En las siete u ocho horas que pasamos durmiendo puede haber considerables variaciones en la temperatura externa, un factor puede condicionar también la temperatura que tengamos en el interior de la casa y causarnos un enfriamiento.

Lo normal (especialmente en el verano) es que a las nueve de la noche haya una temperatura más alta, en la madrugada ya sea menor y en las horas previas al amanecer se vuelva a registrar una bajada. Por ello, recomendamos como en el anterior punto no abusar de las condiciones del aire, usar modos específicos de noche, y en este caso también puede ser buena solución programar el aire para que a partir de horas avanzadas de la noche se apague o tenga menores temperaturas.

Especial cuidado en el caso de tener bebés

Los bebés todavía no tienen desarrollados los mecanismos de regulación para la temperatura corporal, por lo que pueden sufrir resfriados con mayor facilidad. Además, cuando duermen es muy frecuente que se muevan mucho y se destapen, por lo que hay que tenerlos muy vigilados y asegurarnos de que duerman bien tapados y con un aire a leve funcionamiento.

Experto en diseño, instalación y reparación de equipos de aire acondicionado Mitsubishi Electric. Carnet instalador, mantenedor RITE Clima/Ventilación y Carnet instalador ACS. Amplio conocimiento de todas las gamas de climatización de Mitsubishi Electric. Contacta con él en: info@lowcostclima.es


Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.